Más

Bancales para huerto: qué son, tipos y utilidad

8 noviembre 2022 4 Minutos de lectura

Los bancales para huerto son un sistema de cultivo muy popular, ya que facilitan el cultivo y ayudan a organizar el huerto. Además, permiten cultivar incluso en zonas con tierra de baja calidad, ya que los bancales se rellenan con la tierra que se considere más adecuada según el tipo de cultivo.

A continuación vamos a ver cuáles son los tipos de bancales que se utilizan y cómo hacer un bancal para huerto. 

New Call-to-action

Tipos de bancales para huerto

Los bancales para huerto pueden ser de dos tipos:

Bancales elevados

 Los bancales elevados son montículos de tierra con la parte superior plana que tienen entre 15 y 20 centímetros de alto. Además, se les suelen poner marcos de soporte para evitar que se pierda la tierra, especialmente en terrenos inclinados e irregulares.  

Bancales profundos

Los bancales profundos tienen una profundidad de entre 40 y 60 centímetros y se organizan en pasillos, dejando unos 50 centímetros entre ellos. Estos bancales son muy populares, entre otras cosas, porque rinden cuatro veces más que los sistemas tradicionales y, además, constituyen una forma completamente orgánica de cultivo. 

Ventajas de cultivar en un bancal

Usar bancales para huerto tiene muchas ventajas. Para empezar, los bancales son ideales para cultivar en pequeñas parcelas o si se quiere cultivar solo una pequeña parte. 

 Además, mantienen las malas hierbas alejadas del suelo de su jardín, evitan la compactación del suelo, proporcionan un buen drenaje y sirven como barrera para plagas, como babosas y caracoles. 

En los bancales con soporte se evita que la tierra  se erosione o se pierda durante las fuertes lluvias. En muchas regiones, incluso se puede plantar más temprano porque el suelo es más cálido y está mejor drenado cuando está por encima del nivel del suelo.  

Por otra parte, al elevar el nivel del suelo, los bancales también reducen la tensión en la espalda al agacharse para cuidar el huerto. 

bancales huerto ventajas

 Cómo hacer bancales elevados para huerto

Los bancales más fáciles de hacer son los bancales elevados con soporte, ya que no requieren trabajar la tierra sobre la que se colocan.

Lo principal es crear el recinto, que normalmente tendrá 120 cm de largo, 50 – 60 cm de ancho y entre 20 y 30 centímetros de altura.

Para delimitar el bancal se pueden usar ladrillos, listones de madera, madera de palet reciclada, piedras o cualquier material que se mantenga firme, como  chapa de acero galvanizado.

Una vez delimitado el bancal, hay que añadir buena tierra de cultivo, y airearla lo suficiente para prepararla para empezar a plantar o sembrar. Si se va a usar riego por goteo, el sistema se instala una vez que la tierra esté preparada. 

bancales huerto elevados

 Cómo hacer bancales profundos para huerto

Los bancales profundos son una opción también muy interesante y que rinde mucho más, aunque también da mucho más trabajo hacerlos.

Para empezar, hay que delimitar el espacio que va a ocupar el bancal con unas estacas y una cuerda. Se suele recomendar que no tenga más de 1.5 metros de ancho, para poder trabajar en él sin pisarlo. 

Una vez delimitada la zona, se coloca una capa de estiércol o compost en toda la superficie del bancal. Alrededor de la zona de cultivo cava una zanja de unos 40 centímetros de profundidad. Trabaja la tierra que saques para esponjarla y airearla y separa las piedras. Esta te servirá después para mezclarla con la tierra de cultivo

Cuando hayas mezclado bien la tierra, cúbrela con paja u hojas secas. La zanja la puedes rellenar con piedras y ramas, para que se mantenga la forma del bancal. 

¡Recuerda que puedes encontrar todas las herramientas que necesitas para hacer tus bancales para huerto en Greencut!

New Call-to-action
Dejar una respuesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.