Más

Hormonas de enraizamiento: las grandes aliadas para tu jardín

20 noviembre 2022 3 Minutos de lectura

¿Conoces el uso de las hormonas de enraizamiento? ¿Sabías que puedes acelerar el crecimiento de nuevas raíces gracias a este tipo de hormonas? 

New Call-to-action

Estas fitohormonas para producir raíces son compuestos que pueden ser de origen natural o sintético, y sirven para estimular el crecimiento de las raíces de una planta. Estas se utilizarán para conseguir nuevas plantas a partir de esquejes. Además, también ayudan a recuperar las plantas enfermas, acelerando el crecimiento de sus raíces.

Para poder aprovechar todas sus ventajas, es necesario saber cómo emplearlas. En este artículo te contamos qué son las hormonas de enraizamiento, por qué son unas grandes aliadas para tu jardín y cómo usarlas para que consigas buenas raíces de esquejes, o les des un empujón a esas plantas que lo están necesitando.

Tipos de hormonas de enraizamiento. ¿Cuáles son las mejores?

Las hormonas de enraizamiento pueden tener un origen natural o sintético. En cuanto a las hormonas en sí, las que ofrecen mejores resultados son las auxínicas. Estas son de origen natural, por ejemplo, las que contienen ácido indolacético.

De origen natural

Si sabemos usarlas de forma correcta, las hormonas naturales pueden ofrecer muy buenos resultados. En este caso suelen obtenerse a partir de:

  • Extractos de algas.
  • Legumbres, como por ejemplo las lentejas y las judías negras, que tienen una alta concentración de auxinas cuando hacemos que germinen.
  • Aloe Vera.

De origen sintético

Para obtener resultados más potentes existen las hormonas de procedencia sintética. Estas se consiguen mezclando varias fitohormonas entre sí. Las más eficaces son las resultantes de mezclar el ácido naftalacético con el ácido indolbutírico, en una proporción concreta.

Por tanto, en el mercado encontrarás en su mayoría esta mezcla para su comercialización, pudiendo comprarlas en formato gel, líquidas o en polvo.

¿Cómo utilizar las hormonas de enraizamiento?

Cómo usar hormonas de enraizamiento

Si hemos adquirido la presentación en polvo, debemos diluir una pequeña cantidad (que nos indica el fabricante) en agua, y sumergir el tallo durante unos diez minutos. Seguidamente, realizaremos la plantación en la tierra o en una maceta con sustrato.

Este tiempo de sumergido también nos sirve para la presentación en líquido, aunque aquí ya tenemos la mezcla hecha.

En el caso de que las hayamos adquirido en gel, impregnamos con este la punta del tallo y seguidamente llevaremos a cabo la plantación. En esta presentación da muy buenos resultados, porque el gel permite que el tallo quede bien impregnado.

¿Dónde puedo conseguir hormonas de enraizamiento sintéticas?

Mientras que habitualmente se compran en viveros, e incluso en la sección de jardinería de grandes superficies, hoy en día también encontramos una gran variedad en tiendas online.

En definitiva, si lo que buscas es que tus esquejes se agarren mejor, así como mejorar plantas que no están creciendo muy bien, una muy buena idea es usar las hormonas de enraizamiento. Además, puedes elaborarlas tú mismo de forma natural con las opciones que te hemos comentado anteriormente o comprándolas en su versión sintética.

New Call-to-action
Dejar una respuesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.