Más

Tipos de macetas para tu jardín: descubre las más interesantes

16 septiembre 2022 5 Minutos de lectura

Si estás pensando en poner plantas en tu jardín o adornar un patio o un balcón con ellas, entonces te interesa saber qué tipos de macetas existen. Saberlo no solo te ayudará a tener tus plantas en las mejores condiciones posibles según tus necesidades, sino que seguro que te da interesantes ideas de decoración y diseño.

New Call-to-action

 Principales tipos de macetas

Las macetas pueden ser de muchos tamaños y formas. Lo que realmente importante es el material del que están hechas a la hora de identificar los tipos de macetas que más te interesan. 

A continuación veremos los tipos de macetas que existen, según el material con el que están fabricadas, y cuáles son sus ventajas y desventajas. 

Barro

Las macetas de barro son, probablemente, el tipo de maceta más tradicional. Estas macetas son muy versátiles, se fabrican en una amplia variedad de tamaños y se pueden encontrar tanto sin decorar como con distintas decoraciones. 

El precio y su variedad de tamaños y diseños son las principales ventajas de las macetas de barro. Además, son muy duraderas y aguantan muy bien no solo las temperaturas extremas, sino también los cambios de temperatura. 

Sin embargo, las de tamaño grande pueden resultar bastante pesadas. Y si están llenas de tierra, también pueden resultar pesadas las de tamaño medio. Además, son bastante frágiles, y se quiebran con relativa facilidad si se caen o si reciben un impacto con cierta fuerza. 

Otra de sus desventajas es que la arcilla es porosa, por lo que la humedad se escapa fácilmente. Por eso puede ser interesante comprarlas esmaltadas o con recubrimiento interior, que no deje escapar la humedad tan fácilmente. 

Madera

Las macetas de madera son muy interesantes como contenedor o macetero. Se pueden fabricar en muchos tamaños y adaptarse a multitud de necesidades. También se pueden hacer macetas de madera, aunque hay que tratar la madera para que no se deteriore ni se estropee con la humedad y el contacto con la tierra. 

Además, tienen la ventaja de que se pueden hacer con materiales reciclados. Sin embargo, requieren un mantenimiento bastante alto para mantenerlas en buen estado. Pero si se cuidan y se tratan con productos adecuados, estas macetas pueden durar bastante tiempo. 

Tipos de macetas madera

 Plástico

El plástico es un material que permite una gran diversidad de macetas, tanto en diseño y tamaño como en colores. 

Una de las principales ventajas de las macetas de plástico es que son muy ligeras y también muy resistentes, además de económicas. Por eso es importante comprarlas de buena calidad para garantizar su durabilidad. Aun así, si reciben mucho sol directo pueden terminar quebrándose. 

Por otra parte, es importante revisar los compuestos químicos que incluyen, tanto si se va a cultivar alguna planta de uso alimentario como si va a estar en contacto directo con la tierra. 

 Metálicas

Las macetas metálicas son realmente elegantes y vistosas. Aunque no son la opción más usual, no cabe duda de que son una gran idea de decoración. Normalmente, se usan con macetas metálicas utensilios antiguos, lo que les da ese toque interesante. Aunque pueden oxidarse o corroerse gradualmente, los contenedores de metal suelen durar muchos, muchos años. Precisamente en ese deterioro está parte de su encanto. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el metal puede calentarse mucho con el sol, lo que puede quemar las plantas y secar la tierra muy rápidamente. 

Fibra de vidrio

Las macetas de fibra de vidrio   son macetas sintéticas que se hacen mezclando fibras de fibra de vidrio con resinas que se forman en varias formas. Estas macetas se pueden confundir con otras hechas de barro, o madera, incluso hormigón. Sin embargo, a diferencia de estas, las macetas de fibra de vidrio son muchísimo más ligeras. 

Además de duraderas y elegantes, las macetas de fibra de vidrio se adaptan muy bien a los diferentes tipos de clima. 

Su principal desventaja es que son bastante caras y se desgastan y estropean con el tiempo. Además, si se aplica agua a presión para limpiarlas se pueden dañar. 

Tipos de macetas fibra

Hormigón

Otro tipo de macetas que se pueden encontrar son de hormigón. A pesar de que se trata de un material bastante tosco, lo cierto es que las macetas de hormigón suelen ser realmente bellas, además de robustas y duraderas. Pero también son también muy pesadas. 

 No todo es cuestión de diseño

A la hora de elegir tus macetas, piensa más allá del diseño y del precio de la maceta. Ten en cuenta que una maceta es algo que utilizarás mucho tiempo y que, además, las plantas prosperarán en ella de manera diferente según las circunstancias.

Ten en cuenta también que no siempre será buena idea trasplantar una planta en caso de que la maceta no sea la apropiada, así que mejor piensa a largo plazo a la hora de elegir tus macetas. 

New Call-to-action
Dejar una respuesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.