Más

Cómo insonorizar una ventana: todas las opciones posibles para hacerlo

5 septiembre 2022 5 Minutos de lectura

Si tienes problemas para conciliar el sueño o mantener la tranquilidad por el ruido de la calle, en este artículo te damos varias opciones sobre cómo insonorizar una ventana

El aislamiento del sonido exterior en una vivienda resulta vital; aprender cómo insonorizar una ventana puede ser la solución perfecta para ello.

New Call-to-action

Nuestras horas de sueño diario están directamente relacionadas con la salud y el bienestar. Vivir en un lugar en el que los ruidos entorpezcan el descanso puede ser un verdadero problema para mucha gente. Teniendo en cuenta que los espacios acristalados son la principal entrada de sonido, en determinados casos es imprescindible aprender cómo insonorizar una ventana.

Tanto si sufres este problema como si no, este aprendizaje te puede venir bien en cualquier momento. Como siempre, no es una tarea compleja, simplemente nos falta  información y -a veces- las herramientas suficientes para llevarla a cabo. ¿Cómo podemos solucionarlo? Siguiendo en este artículo las diferentes opciones que te proponemos acerca de cómo insonorizar una ventana.

Cómo insonorizar una ventana fácilmente

Existen varias opciones disponibles a la hora de decidir cómo insonorizar una ventana, aunque no siempre es posible aplicalas. En ocasiones, la ubicación de las mismas, la falta de recursos o nuestros propios gustos decorativos, nos hacen desechar unas alternativas y apostar por otras. A continuación indicamos todas las posibilidades que puedes encontrar.

Coloca una doble ventana

Las dobles ventanas son una de las soluciones más recomendables a la hora de insonorizar una ventana. Es cierto que se trata de una inversión alta, pero siempre que te sea posible hacerla merecerá la pena, sobre todo si los materiales escogidos para la segunda hoja son aislantes, como puede ser la madera.

Sustituye las ventanas antiguas por unas nuevas

Cómo insonorizar una ventana con doble acristalamiento

El coste de sustitución completa de las ventanas para la insonorización es, evidentemente, el más elevado, pero con la sustitución total podrás permitirte escoger el tipo de apertura – que también influye en la entrada de sonido-, los materiales y, lo más importante, la posibilidad de instalar un doble o triple acristalamiento. Si eres un poco manitas, ¡prepara tus mejores herramientas y te ahorrarás un buen pellizco!

Sella los marcos de las ventanas

En muchos casos, tanto el sonido como el frío o el calor no acceden a una vivienda por la propia ventana, sino por una instalación incorrecta o antigua de los marcos lo que propicia la incomodidad. Trata de corregirlo para insonorizar la ventana -rellenando los huecos con silicona o con alguna masilla y, si no es posible, renueva los marcos para solucionar el problema.

Recurre a las láminas aislantes

Aunque no es la opción más determinante para insonorizar ventanas, sí que es una de las más económicas. Se trata de situar sobre los cristales un producto que reduce la filtración de sonidos y también funciona como aislante térmico. Son láminas completamente transparentes, por lo que no perderás luminosidad ni visibilidad al colocarlas.

Insonoriza incluso el cajón de la persiana

Aunque no lo creas, los cajones de las persianas generan un espacio que permite a la perfección la entrada de frío y de ruido. Por tanto, si buscas evitar cualquiera de estos dos inconvenientes también puedes recurrir a rellenar las cajas de la persiana de cualquier material aislante. Eso sí, presta atención para no entorpecer el funcionamiento del mecanismo y deja espacio suficiente para que quepa la persiana entera cuando esté recogida.

Utiliza burletes

Este elemento se coloca en las juntas de las ventanas abatibles o en las oscilobatientes, y en los ejes cuando se trata de ventanas correderas. Son unas tiras fibrosas que aparentemente no tienen mucha utilidad, pero lo cierto es que funcionan muy bien paraaislar el sonido.

¿Por qué es útil saber cómo insonorizar una ventana?

Aprender cómo insonorizar una ventana te resultará útil por varios motivos. Al comenzar este artículo hablábamos del descanso, ya que es algo que afecta de manera directa a nuestra salud. Aún así, también es un elemento imprescindible para poder concentrarnos si trabajamos desde casa o para mejorar la insonorización inversa (para que no se escuche nada desde fuera).

Aprender cómo cambiar una ventana con tus propias manos, te ayudará, además, en el ahorro. Piensa que no siempre se trata de un gasto reducido, ya que en algunos casos la única solución posible es la sustitución de las ventanas. Así que si no puedes librarte de la inversión en materiales, puedes reducir costes haciéndolo tú mismo y ahorrándote la mano de obra.

New Call-to-action
Dejar una respuesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.