Más

Ahorro de energía: 7 consejos para ahorrar en tu hogar

27 mayo 2022 5 Minutos de lectura

El ahorro energético no es únicamente una cuestión de sostenibilidad. En una época en la que los precios de la energía han alcanzado máximos históricos, es necesario realizar estrategias para hacer bajar nuestra factura de la luz lo máximo posible. En este artículo te damos unos sencillos consejos para el ahorro de energía en tu hogar.

7 consejos para el ahorro de energía en tu hogar

Ahorrar energía es relativamente sencillo. A continuación, te presentamos 7 pautas a seguir para ahorrar energía en tu casa: 

ahorro de energía en la factura de la luz
  1. Revisa tu contrato y la potencia

En el momento actual, por equivocarte de tarifa puedes pagar un precio muy caro. Es importante que revises tu factura y la tarifa que tienes contratada además de prestar atención a las revisiones de precio que te comunique tu compañía cuando llegue el momento de revisar el contrato. 

Así mismo, como buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada (cada kW adicional son aproximadamente 40 euros), debes poner especial atención a la cantidad de potencia que contratas. Si tu factura indica que tu pico de consumo está por debajo de la potencia que tienes contratada, pide que te la bajen en horario punta, ya que en horario valle apenas notarás la diferencia. 

ahorro de energía cambiar bombilla
  1. Cambia tus electrodomésticos antiguos y bombillas por otros más eficientes

Aunque tengas que realizar una inversión inicial, cambiar tus electrodomésticos antiguos y bombillas por otros que tengan un consumo más eficiente, te supondrá un ahorro a la larga. 

Al renovar tus electrodomésticos, elige los que contengan la etiqueta energética A. En caso de las bombillas, elige las tipo LED, sobre todo en zonas donde mantengas la luz encendida mucho tiempo.

  1. Concentra la energía de la casa en una zona

Habitualmente, utilizamos las diferentes estancias de nuestra casa de acuerdo a una serie de hábitos diarios establecidos, algunos de los cuales implican uso de energía, como trabajar con el ordenador. Es un hecho que si concentramos el uso de la energía en lugares puntuales, se obtiene un ahorro a nivel global.

Así que deja de concebir tu casa como un todo donde todo está siempre apagado o encendido y visualízala como un conjunto de habitaciones diferentes donde se puede consumir energía en función de las necesidades particulares.

New Call-to-action

  1. Cierra las puertas de las estancias

Cerrar las puertas es un hábito que suele relacionarse con la privacidad, pero lo cierto es que puede ayudarte a reducir bastante el precio de tu factura, sobre todo en invierno.
Si cerramos las puertas de una estancia, crearemos una cámara de aire intermedia similar a la que proporcionan las ventanas de calidad, creando así un buen aislamiento. De este modo, amortiguamos las pérdidas de calor y no necesitaremos tener la calefacción tan alta.

Ahorro de energia puertas de las estancias
  1. Cuidado con el consumo silencioso

La inercia del día a día nos lleva a veces a dejar enchufados por defecto nuestros dispositivos electrónicos de forma permanente. Aunque no lo parezca, estos dispositivos están consumiendo energía que después se ve reflejada en nuestra factura mensual. 

Por ello, asegúrate de desenchufar todo aparato eléctrico que no estés utilizando o desconecta completamente los que tengan encendida esa pequeña luz roja. Verás reflejado un ahorro en tu factura de hasta un 10%

  1. Usa programas intensos en las lavadoras y lavavajillas

Los programas Eco en la lavadora y el lavavajillas reducen un 40% el consumo eléctrico, motivo por el cual debes elegirlos al utilizar estos electrodomésticos. Además, asegúrate de instalar el frigorífico fuera de las fuentes de calor y regularlo a la temperatura correcta. 

Aprovecha la luz natural
  1. Aprovecha la luz natural

Aunque el gasto de iluminación solo supone un 4% del consumo medio de un hogar español, realizar un buen uso de la luz natural en nuestro día a día se traducirá en un ahorro de energía a tener en cuenta. 

Por otro lado, si vives en un domicilio en el que sois más de tres personas, considera instalar placas fotovoltaicas. Pese a que la inversión inicial es elevada, actualmente existen ayudas públicas que permiten amortizar el coste en menos de diez años.

Como has podido comprobar, ahorrar energía es sencillo si realizas una serie de cambios en tus electrodomésticos y tus hábitos de consumo. En los tiempos que corren es más necesario que nunca tomar medidas, ¡así que sigue estos pasos y observa cómo tu factura de la luz va bajando!

New Call-to-action

Dejar una respuesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.