Más

Trucos para tapar agujeros en la pared

29 abril 2022 5 Minutos de lectura

Al igual que sus habitantes, los hogares sufren numerosos cambios con el paso del tiempo. Poner un cuadro, quitar una estantería, mover un mueble de sitio… Estos cambios suelen impactar en la estética de la casa y, en ocasiones, necesitaremos llevar a cabo pequeños trabajos de bricolaje como tapar agujeros de la pared. 

En este artículo daremos pautas sencillas sobre cómo tapar agujeros en la pared y distintos métodos para hacerlo. ¡Adelante Greencut Heroes!

¿Por qué se forman agujeros en la pared y qué tener en cuenta antes de taparlos?

Los motivos que causan la formación de agujeros en la pared pueden ser diversos; desde trabajos de fontanería hasta colgar un cuadro. Sea cual sea el tamaño del agujero y su casa, lo importante es contar con el material necesario y la preparación de la superficie que vayamos a trabajar antes de ponernos manos a la obra.  

muchos agujeros en la pared

La masilla es el principal material usado para tapar agujeros en la pared. Existen diversos tipos de masillas según sus características: más espesas, con fibra de vidrio, etc. Sea como sea, asegúrate de coger un tipo de masilla que no disminuya de volumen después del secado, ya que si no es posible que tengas que repetir el proceso de tapado. 

Además de la masilla, necesitarás una espátula, lija, alicate y trapo.

Tapar agujeros de la pared con masilla: paso a paso

Como la masilla es el material más utilizado para tapar agujeros, nos basaremos en él para definir los pasos a seguir para tapar agujeros en la pared

  1. Prepara el agujero o grieta

Si hay algún elemento dentro del agujero, como puede ser un clavo o un taco, lo primero que tienes que hacer es sacarlo con la ayuda de un alicate. 

Por otro lado, si el agujero es demasiado pequeño para que se pueda trabajar o se ha resquebrajado un poco, tendrás que hacerlo un poco más grande ayudándote con una espátula. De este modo, te asegurarás de cubrirlo al completo. 

  1. Limpia la superficie

Quita el polvo y los sedimentos del interior del agujero y alrededores, mediante el uso de una brocha o un aspirador, y lija superficialmente la zona si es necesario.

  1. Aplica la masilla

¡Ha llegado el momento de tapar el agujero! Antes que nada, humedece sutilmente la zona que vayas a tapar y, acto seguido, rellena el hueco con la cantidad de masilla adecuada al tamaño del agujero. Por último, mediante el uso de una espátula de acero, alisa la superficie hasta que la diferencia entre el agujero y la pared se note lo menos posible.

espátula: tapar agujero en la pared
  1. Déjalo secar y dale el toque final

Deja secar la masilla el tiempo indicado por el fabricante y, si lo ves necesario, aplica de nuevo otra capa. Cuando se seque, pasa una lija con mucho cuidado y, por último, limpia bien los restos de masilla con un trapo seco. 

¡Ya tienes la superficie lista para pintar o decorarla como quieras!

New Call-to-action

Tapar agujeros de la pared con pasta de dientes y otros materiales

Aunque la masilla sea el método más habitual, existen materiales alternativos que puedan darnos un resultado igual de bueno. 

  • Pasta de dientes

Si el agujero de la pared es pequeño, la pasta de dientes puede ser una solución rápida y sencilla. Simplemente tendrás que aplicar una cantidad suficiente de pasta de dientes que cubra el hueco, presionar con una espátula y dejar secar. 

  • Escayola

Al igual que la masilla, la escayola es un material adecuado para tapar agujeros de cualquier tipo. En este caso, además de escayola, necesitarás papel de cocina y agua. El proceso a seguir es hacer una bola de papel de cocina del tamaño del agujero, cubrirla con escayola húmeda e introducirla en el orificio. Por último, para que la superficie quede lisa, aplica un poco más de escayola o pintura. 

  • Cera de una vela

La cera de una vela puede ser una buena aliada para tapar pequeños agujeros. Únicamente tienes que hacer una bola pequeña con cera tibia y colocarla en el hueco. Una ventaja de esta opción es que, si tienes una pared que no sea blanca, puedes comprar una vela del color de la pared, sin necesidad de pintar. 

Como podéis ver, tapar un agujero de la pared es un procedimiento sencillo y puede hacerse de diferentes formas en función del agujero y la disponibilidad de materiales. ¡Conviértete en un héroe Greencut y transforma una pared perforada en una nueva!

New Call-to-action

Dejar una respuesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.